оформить кредит онлайнтинькофф кредит наличнымианнуитетный платёж

Los intereses de demora de las facturas impagadas

En ocasiones, las empresas no consiguen que sus clientes les abonen las facturas impagadas o deudas en los plazos establecidos. Esto puede provocar un descuadre en la tesorería de las empresas, ya que existe la posibilidad de que se produzca un problema de liquidez en la empresa.

Uno de los derechos que poseen los acreedores de las deudas impagadas es que pueden exigir intereses de demora de las deudas, e indemnizaciones por el retraso en el abono de las facturas. Los intereses de demora entre empresas son los recargos que se añaden a la facturas impagadas a modo de compensación por el retraso que se ha producido en el pago.

La Ley de morosidad hizo que desde 2013 se acortaran los plazos de pago de facturas entre empresas a 60 días, y a 30 días si se trata de la Administración Pública. Si el deudor tardar más en abonar las facturas, el acreedor tendrá el derecho de exigir los intereses de demora. Muchos empresarios y autónomos renuncian a los intereses de las facturas impagadas por temor a que se alargue más el pago.

Calcular intereses de demora

Estos intereses de demora varían según los tipos de interés aplicados por el Banco Central Europeo y el ministerio de Economía. Al segundo semestre, los intereses de demora 2016 se basan en los intereses del BCE que se encuentran al 0% y el tipo de interés de demora aplicable que se encuentra en el 8%.

Además, el acreedor también tendrá derecho a reclamar 40 euros a modo de indemnización por la gestión del cobro de la deuda.




Estos intereses puede que sean superiores si se han negociado previamente en el contrato de compra y venta. Si se deja por escrito anteriormente, el acreedor puede seguir siendo propietario de los bienes vendidos hasta que no perciba el importa total que se le debe.

Calcular interés de demora de las facturas impagadas

Ahora que ya sabemos cuáles son los tipos de interés de demora, sólo nos queda saber conocer la fórmula para calcular los intereses de demora que son exigibles por el retraso o el impago de las deudas. Vemos un ejemplo para que se entienda perfectamente lo que tenemos que hacer. Imagina que tenemos una deuda de 50.000€ que emitimos hace 120 días.

El % interés de demora total = interés del BCE + interés establecido por ley vigente = 0% + 8% = 8% (interés anual)

Como el plazo máximo para pagar son 60 días, la demora del pago es de 60 días (120-60 =60 días).

Ahora debemos calcular el interés de demora para los días en que se ha retrasado el pago. Esta sería la fórmula:

Intereses = Deuda x (días de demora/365) x interés = 50.000 x (60/365) x 0,08 = 657.34 €

Si además, le sumamos los 40 euros por la gestión de cobro sale que además de los 50.000€ de deuda, el deudor debe abonar 697,34 euros por los intereses de demora.

ENLACES PATROCINADOS