оформить кредит онлайнтинькофф кредит наличнымианнуитетный платёж

Proceso monitorio para el cobro de facturas impagadas

El proceso monitorio es un procedimiento que se utilizar para el cobro de facturas impagadas. Es una forma de resolver procedimientos jurídicos en los que no existe contradicción entre las partes de una forma rápida y sencilla. Consiste en otorgarle la razón de forma directa al demandante, si resulta que el deudor no rechaza formalmente esa demanda que le acusa.

Para que se pueda realizar la reclamación de facturas impagadas por parte del acreedor, es necesario que la deuda posea una características. Los requisitos del proceso monitorio se basan en que la deuda debe ser dineraria, determinada, exigible y vencida. Por ello, es necesario que se demuestre el impago de facturas con documentos probatorios como albaranes, recibos o cualquier tipo de documento que pruebe la existencia de una relación comercial.

Cobro de facturas impagadas

Proceso monitorio para reclamar deudas




Antes de empezar un procedimiento monitorio es recomendable contactar con el deudor de forma amistosa para avisar de que si no conseguimos cobrar las facturas impagadas que nos debe, emprenderemos acciones legales. Si aún así, no nos hace caso, podemos empezar la vía judicial sin necesidad de abogado, presentando el Modelo Normalizado de Demanda de juicio monitorio en el Jugado de Primera Instancia del domicilio del deudor. Después de ello, se le exigirá al deudor que pague las facturas impagadas a su acreedor en un plazo de 20 días.

A partir de este momento, el deudor posee tres opciones. La primera opción es que el deudor pague las deudas y se archive la causa. Otra de las opciones es que el deudor no pague ni se presente para protestar esa deuda, por lo que el acreedor podrá empezar a el cobro de facturas impagadas mediante el embargo de sus cuentas, bienes o posesiones. Por último, existe la opción de que el deudor se oponga al pago de deudas pendientes mostrando las pruebas que crea convenientes en el juzgado.

Si finalmente, el deudor se opone al pago de la deuda, el acreedor tendrá que optar por el cobro judicial de facturas. Para presentar el escrito de oposición en este proceso es necesario un abogado, sólo si la cantidad en cuestión es menor de 2000€.

 

ENLACES PATROCINADOS