оформить кредит онлайнтинькофф кредит наличнымианнуитетный платёж

Las facturas impagadas en contabilidad

Al final de cada ejercicio contable, todas las sociedades deben realizar el cierre fiscal y contable en el que se muestra la situación contable de la empresa. Lamentablemente, es muy común que al cierre de cada ejercicio las empresas se encuentren con problemas a la hora de realizar la contabilidad de facturas impagadas. Por ello, existen formas para expresar las facturas pendientes de recibir en contabilidad, y también para registrar los asientos contables y realizar la contabilidad de las facturas que no se van a cobrar.

Contabilizar facturas pendientes de recibir

Cuando una empresa posee una cuenta pendiente con un cliente que le debe una cantidad determinada de dinero por una factura impagada durante un cierto tiempo, es probable que empiecen a surgir las dudas sobre la posibilidad del cobro de las facturas impagadas por parte de la empresa.

Es por ello, que cuando ha transcurrido más de un año, o han ocurrido diferentes circunstancias que afectan a las dos empresas, y que hacen sospechar que se pague esa factura, situaremos el importe que se nos debe en el apartado (436) Clientes de dudoso cobro para señalar las facturas impagadas en contabilidad.


Contabilizar facturas impagadas

Por otro lado, si ya es mucho el tiempo que ha pasado desde la emisión de la factura, o conocemos la situación de la empresa deudora, podemos considerar la factura incobrable. De esta forma, para contabilizar las facturas de incobrables tenemos que registrar el importe en la parte de (650) de Pérdidas de créditos comerciales incobrables.

Para entender mejor cómo se contabilizan las facturas impagadas en contabilidad, podemos poner el ejemplo de una empresa que posee un derecho de cobro con otra empresa de 1.000 €. En una situación normal aparecería en la Cuenta de clientes de los libros de Contabilidad. Sin embargo, cuando no estemos seguros de que vayamos a cobrar la factura, situaremos los 1.000 € en el apartado (436) Clientes de dudoso cobro del Debe, y en la parte (430) Clientes del Haber. Pero para contabilizar facturas que no se van a cobrar, pasaremos esta cantidad de 1.000 € a las (650) Pérdidas de créditos comerciales incobrables en el Debe, y en Clientes de dudoso cobro del Haber.

ENLACES PATROCINADOS